Rinoplastía

Una rinoplastia es una intervención de tipo quirúrgico que se lleva a cabo con la intención de corregir ciertos defectos de la nariz. Se trata de una de las cirugías estéticas más habituales.

Cuando la operación apunta a resolver cuestiones funcionales, se la denomina septoplastia. Hay ciertas intervenciones que combinan ambos aspectos (estéticos y funcionales) y que reciben el nombre de rinoplastia funcional o septorrinoplastia.

Antes de efectuar una rinoplastia, el cirujano debe realizar un análisis prequirúrgico y conversar con el paciente para conocer cuáles son sus pretensiones. Una vez analizadas las posibilidades, ambos (cirujano y paciente) deben consensuar cómo se desarrollará la intervención. El cirujano también tiene la obligación de explicar al paciente los efectos de la rinoplastia e informarlo respecto las características de la etapa posterior a la operación. Entre las posibles complicaciones de estas cirugías, aparecen las infecciones, el sangrado posoperatorio y la obstrucción nasal

La rinoplastia en sí misma puede llevarse a cabo de distintas maneras, que determinará el cirujano de acuerdo al paciente y a su propia experiencia.